miércoles, 14 de julio de 2010

Quedate en mis brazos


Dos cosas quiere el hombre auténtico: peligro y juego. Por ello quiere a la mujer, el más peligroso de los juegos.

La mujer comprende al niño mejor que el hombre, mas el hombre es más niño que la mujer.

En el hombre auténtico se oculta siempre un niño.

Adelante mujeres, describid ese niño que hay en todo hombre.

Autor: Friedrich Wilhem

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Poemas de amor y amistad © 2010. Susana: Amor